contador de visitas Discurso de Ministra de Medio Ambiente de Nicaragua en Cancún

La Lucha Sigue

Wednesday
Oct 22nd
Text size
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Inicio Noticias Nicaragua Discurso de Ministra de Medio Ambiente de Nicaragua en Cancún

Discurso de Ministra de Medio Ambiente de Nicaragua en Cancún

E-mail Imprimir PDF

Señora Presidenta
Hermanas Delegadas y Delegados
Pueblos Representados en esta Asamblea  de búsqueda de consensos para salvar la Tierra, el Ambiente y la Vida

Empiezo por reconocer los esfuerzos desplegados por distintos Gobiernos y Delegaciones que han propiciado mecanismos y encuentros facilitando que de esta Conferencia, salga un Acuerdo esencial, para empezar a salvar la Tierra y la Humanidad.

Agradecemos la hospitalidad y los esfuerzos desplegados por la coordinación mexicana en la búsqueda de avances sustantivos hacia el propósito esencial de este Encuentro.  Nicaragua, como miembro del ALBA, se suma a las voluntades y al compromiso de muchísimas orga-nizaciones y movimientos de nuestros pueblos, que se manifiestan exigiendo un Acuerdo. Exigiendo dar pasos indispensables para la restauración de los equilibrios y armonías que el Ser Humano necesita, que son ya impostergables, para relanzar la Vida, en estos tiempos de destrucción de valores. Tiempos, precisamente, que nos corresponde reedificar y elevar esos valores, desde los Ideales más Altos que caracterizan o deben caracterizar a la Cultura, la Civilización y la Especie Humana.

Nicaragua, como miembro del ALBA, se suma a las posiciones manifestadas por nuestra Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestra América, que propugna porque al menos se suscriba en esta Cumbre, la continuidad del Protocolo de Kyoto, como punto de partida para ese relanzamiento de equilibrios y armonías, que ya no puede esperar.

Nicaragua, ha sido el primer país en suscribir la Declaración  de Derechos de la Madre Tierra y de la Humanidad, elaborada por el Prominente Teólogo y Ambientalista Brasileño Leonardo Boff.  Nicaragua, al suscribir esta Nueva Carta de la Tierra, ha desplegado una gran campaña de creación de conciencia ambiental, que nos permite decir que estamos sembrando la semilla de la Nueva Conciencia Planetaria, que privilegia el Amor, el Respeto, el Entendimiento, la Armonía, la Salud, y las relaciones verdaderamente sensibles y fraternales, entre todos los Seres Vivos, incluyendo la Tierra, Nuestra Madre.  Nicaragua busca desde la conciencia ir cambiando el Sistema, construyendo los Nuevos Paradigmas que la Justicia, el Ideal Cristiano, los Valores Comunitarios del Buen Vivir Socialista, y la Solidaridad Universal, representan para los tiempos venideros.

Nicaragua, con cerca de seis millones de habitantes en 130 mil kilómetros cuadrados de superficie, tiene 72 áreas protegidas, de las cuales, 3 son Reserva de Biosfera, 8 son Humedales, 21 son cuencas hidrográficas, todas los cuales estamos aprendiendo a cuidar y conservar como Patrimonio, como Heredad, y como Futuro Legado a las generaciones que nos sucederán, si es que logramos entre todos, comprometernos, desde la conciencia, para que Tierra y Humanidad tengamos futuro.

Yo quiero invitar a cada uno de ustedes a visitar esa Nicaragua, Patria Nuestra, Patria Latino-americana y Caribeña, Patria de Tod@s, porque “Patria es Humanidad”, queremos mostrar con humildad y orgullo, el buen trabajo que hemos venido haciendo entre todos, “con Todos y Para el Bien de Todos”, recuperando nuestro Espíritu Comunitario ancestral, aprendiendo a compartir, a convivir, a crear nuevos vínculos, nuevos lazos, nuevas maneras de entendernos y entender que nos permitan juntos, restituir derechos a quienes les han sido negados, y restituir derechos arreba-tados a la Madre Tierra por el sistema que ha devaluado a la Humanidad en el Planeta.

Queremos invitarles a que reconozcan el amoroso trabajo que los nicaragüenses, que la Juventud, que las Mujeres, que las Familias, hemos venido desarrollando, para aprender a preservar nuestros bosques, a dejar de contaminar nuestras aguas,  a sembrar árboles, a abandonar los químicos en el agro, a recuperar la agricultura familiar y comunitaria...  Queremos invitarles a conocer el compromiso ambiental que las miles de familias que reciben Títulos de Propiedad, suscriben, mediante el cual juran cuidar sus lotes y parcelas, no botar basura, cuidar las fuentes de agua y sembrar árboles, muchos árboles, que nos ayuden a crear el entorno amigable y saludable, que como gran Comunidad, necesitamos.

Nicaragua reinició con el Gobierno de Recon-ciliación y Unidad Nacional ese proceso de restauración y amoroso cuidado de nuestro Patrimonio Natural. Dentro de ese impostergable compromiso con nuestro Ambiente y nuestra Naturaleza, Nicaragua está ejerciendo su derecho, ratificado en Sentencia de la Corte Internacional de Justicia del 13 de julio del 2009, de limpiar y dragar el Río San Juan para disfrute y provecho de todos los nicaragüenses, y de todos los centroamericanos. Nicaragua nunca ha invadido Costa Rica. Nicaragua, nunca ha ocupado Costa Rica. Nicaragua  como país y como pueblo, que ha sufrido en carne propia, agresiones e inter-venciones que han violentado dolorosamente nuestra Soberanía, jamás agrediría, agrede o agredirá a otro pueblo hermano, lesionando su Soberanía.

Nicaragua ratifica, y yo como Ministra del Ambiente de mi país, aquí puedo certificarles, que nuestro dragado del Río San Juan, realizado desde nuestros derechos soberanos sobre ese Río, se realiza para procurar progreso y prosperidad desde la concepción de Desarrollo Sostenible que caracteriza nuestro Modelo del Poder Ciudadano.

Por lo tanto, desde este Foro, extendemos nuestras manos, nuestro corazón y nuestro abrazo fraterno, a Costa Rica, a su pueblo, y a su Gobierno, en plena disposición de diálogo bilateral  incondicional, para resolver juntos, las diferencias o preocupaciones que tengamos alrededor de este proceso, que realizamos, repito, de acuerdo a derecho, a la razón, y a todos los compromisos ambientales que nuestro país ha suscrito, empezando por la Declaración citada de los Derechos de la Madre Tierra y la Humanidad.

Nosotros respetamos nuestros compromisos. Reite-ramos que como pueblo, empobrecido por el sistema injusto y pecaminoso que queremos transformar, estamos en el deber de apoyar todas las inicia-tivas que aquí surjan para procurar Justicia Ambiental y Climática para la Madre Tierra y la Humanidad. Para propiciar seguridad, tranquilidad y armonía. Para que la Paz incluya a la Madre Tierra; para que la conciencia crezca en el cono-cimiento de todos esos derechos ignorados por el Sistema. Y para que en nuestras prácticas, en nuestras relaciones, en nuestra manera de vivir, vayamos acercándonos cada vez más a esa Justicia, y a los Ideales de nuestros Próceres, de nuestros
Ancestros, a la Sabiduría y al Espíritu de  Comunidad de nuestros Pueblos Originarios, de manera que podamos garantizar futuro desde una visión holística, entera, que nos incluya a tod@s. Que no discrimine a nadie. Y que nos devuelva al reconocimiento a la Madre Tierra, que nos nutre y que nos centra en la Vida, bien vivida, es decir, en Solidaridad, Comple-mentariedad, Paz y Justicia.  Vida en el Amor, como dirían los Místicos.  Como debemos decir aquí en Cancún, si queremos salvarnos !

Señora Presidenta,
Señores Delegados,

Finalmente, mi Gobierno propone que Taiwán sea admitido como Observador en los Procesos de Negociación, ya que es el país número veintidós en la Lista de Emisiones y ha expresado su voluntad de comprometerse a reducciones, ofre-ciendo asistencia en Proyectos Ambientales a más de 30 países en desarrollo.


Muchas gracias.

 

Actualizado ( Sábado, 11 de Diciembre de 2010 17:46 )  

Photography

BOCA DE PIEDRA - ZINICA- WASLALA

Who's Online

Tenemos 45 invitados conectado(s)